La triste verdad es que muchos consumidores ahora se encuentran haciendo las mismas preguntas que los investigadores de seguridad hicieron hace muchos años: ¿En qué confiamos, en quién podemos confiar y por qué deberíamos confiar automáticamente en algo, sin importarle lo familiar o benigno que parezca?

Con un estimado de 6,4 millones de dispositivos ya en circulación, estamos casi al punto donde hay un dispositivo Internet de Cosas (IoT) para cada persona en el planeta. Para 2020, los dispositivos superarán en número a casi tres a uno. Mientras trabajamos en la seguridad de escritorios, laptops, servidores, teléfonos y tablets, debemos comenzar a aplicar los mismos estándares de confianza a los dispositivos más pequeños (ya veces más grandes) que no parecen peligrosos. Mientras que la automatización, la conectividad y la inteligencia han aumentado en la tecnología de la información, los sistemas de control industriales y, más recientemente, en nuestras salas de estar y automóviles, la innovación y la conveniencia han precedido a la seguridad. Hemos considerado las preocupaciones ambientales y de seguridad básicas, pero no lo suficiente como para sabotaje o situaciones de subterfugio.

Se descubren con frecuencia nuevas vulnerabilidades en los productos, que erosionan la confianza del consumidor. Garantizar la IOT requiere de una asociación entre el sector público y el sector privado. Aquí hay cinco fundamentos de la seguridad IoT:

  1. La seguridad del software se degrada con el tiempo: todo el software necesita ser parcheado con el tiempo. Los fabricantes necesitan una manera de obtener sensores IoT y dispositivos parcheados en entornos muy distribuidos y no controlados. Deben proporcionar actualizaciones para la vida útil del dispositivo.
  2. Los secretos estáticos no permanecen en secreto: las credenciales predeterminadas o codificadas pueden convertirse rápidamente en problemas de seguridad al ser conocidas con el tiempo. Ejemplos recientes, como Mirai, demuestran cómo el malware aprovecha esta situación para hacerse cargo de los dispositivos IoT para los tsunamis DDoS. Las organizaciones necesitan diseñar dispositivos que soliciten un cambio de contraseñas en el primer uso.
  3. Persisten configuraciones débiles: La configuración predeterminada de un dispositivo IoT persiste a menos que sea cambiada por el usuario. Si los fabricantes envían dispositivos IoT en el estado menos seguro, es responsabilidad del propietario del dispositivo tomar medidas para mejorar esa seguridad. Si los proveedores establecen la configuración predeterminada como la opción más segura, los usuarios deben seleccionar conscientemente opciones más seguras.
  4. Sin la gestión del ciclo de vida, los datos se acumulan: Debido a todos los datos generados a partir de dispositivos IoT, la seguridad de los datos y cómo se crea, utiliza y elimina se hace importante. ¿Qué sucede si los datos caen en manos equivocadas? Con el tiempo, pueden surgir conexiones entre diferentes conjuntos de datos aparentemente dispares. Los dispositivos IoT acumulan cantidades masivas de datos personales, tales como búsquedas de voz, localizaciones GPS o información de frecuencia cardiaca. Si los datos no se administran y se aseguran, podría conducir a la pérdida de privacidad y los problemas de propiedad de los datos. Elija proveedores con los que se pueda confiar con datos personales.
  5. Dispositivos seguros que operan en entornos hostiles: A diferencia de los dispositivos móviles, como teléfonos, computadoras portátiles y tabletas, los dispositivos IOT funcionan a menudo sin supervisión humana. Tales dispositivos deben ser resistentes y resistentes a la manipulación física y tener la capacidad de alertar a un centro de mando central si están bajo ataque. Los administradores de las operaciones de IoT necesitan la visibilidad y el control para poder degradar y desactivar de forma segura los dispositivos que han fallado o han sido comprometidos. Asegurar la Internet de las cosas no es responsabilidad exclusiva de la industria de la ciberseguridad. Los fabricantes, los desarrolladores y, lo que es más importante, los consumidores deben llegar a un entendimiento sobre los peligros y los remedios para avanzar.
http://onlyblog.net/wp-content/uploads/2017/06/Cinco-fundamentos-de-la-seguridad-en-Internet.jpghttp://onlyblog.net/wp-content/uploads/2017/06/Cinco-fundamentos-de-la-seguridad-en-Internet-150x150.jpgadminHogarInternetSociedadTecnologiaSeguridadLa triste verdad es que muchos consumidores ahora se encuentran haciendo las mismas preguntas que los investigadores de seguridad hicieron hace muchos años: ¿En qué confiamos, en quién podemos confiar y por qué deberíamos confiar automáticamente en algo, sin importarle lo familiar o benigno que parezca? Con un estimado de...Los mejores articulos con información multitematica