Frente a una depresión paralizante, la nadadora olímpica Allison Schmitt se despertaba cada mañana sin querer nada más que volver a la cama. "Estaba fallando cada vez que me metí…
Continuar leyendo